En esta última fase, nuestros agentes pasarán a gestionar y controlar el endeudamiento a través de diferentes herramientas Online, entre las que se encuentra el Registro Público de Deudores (RPD).

El RPD es una base de datos de consulta pública que se emplea como método de prevención para futuros posibles impagos de deudores con los que ya hemos tratado. Es importante señalar que en el RPD únicamente se publican aquellos deudores o morosos intencionales, es decir, los que teniendo recursos para hacer frente a la deuda, deciden no subsanarla, siempre de acuerdo con nuestros Códigos de Conducta.


  • Análisis de viabilidad de la Gestión Online.
  • Registro Público de Deudores (RPD).
  • Empleo de canales Online para la gestión de la deuda.
  • Gestión y monitorización mediante redes sociales.
  • Contactos por correo electrónico automatizados y personalizados.